//
estás leyendo...
Comunicación

La comunicación del miedo

El miedo ha sido, a través del tiempo, la mejor propuesta política de todos los partidos en cualquier parte del mundo. Los señores feudales usaban el miedo de los campesinos, garantizándoles seguridad a cambio de su trabajo y el beneficio del mismo, dejándoles solo las sobras a cambio de una vida dura y servil, pero vida. En los años 50, los americanos usaban el discurso anticomunista como excusa para evitar el librepensamiento y esta política acabó con la famosa caza de brujas (más bien de comunistas) de mediados del s.XX. El miedo le ha costado a los americanos gran parte de sus libertades individuales después del 11-S y muchos de los derechos fundamentales de los europeos después de una crisis que va ya para los 8 años.

Curiosamente, todos estos fantasmas han sido creados, de una manera u otra, por los mismos que luego los usan como argumento político para meter miedo a la población y conseguir perpetuarse en el poder, teniendo así la oportunidad de generar nuevos fantasmas, más miedo y seguir en el poder.

La iglesia también ha usado el miedo a lo largo de toda su historia, no solamente para ganar adeptos, sino para garantizarse la supervivencia económica vendiendo el paraíso y la salvación, en algunos casos, a personajes que, según las propias normas de la iglesia, eran insalvables.

Cuando en el siglo XVI se produce la reforma protestante, la iglesia católica se ve seriamente amenaza por, entre otras muchas cosas, el concepto de que la relación con Dios es personal y que no necesita mediación, por lo que la figura de la Iglesia queda relegada. Por ese motivo, mientras los protestantes en el norte de Europa buscaron un enemigo común en las brujas, quemando a miles de inocentes, en España, los esfuerzos de la Santa Inquisición se centraron en luchar contra el protestantismo.

Se genera entonces un movimiento religioso en España denominado Los Alumbrados (no confundir con los iluminados bávaros o illuminati), con miembros tan ilustres como Santa Teresa de Jesús y San Pedro Alcántara, que abanderan esa idea fuera de lo establecido de que cada uno de nosotros tiene línea directa con su Dios y eso les costó ser juzgados por la Inquisición.

No juzgo esta conducta de autoperpetuación, está en nuestro ADN. El objetivo primordial de cada una de nuestras células desde que se crean es buscar la inmortalidad pasando sus genes de una a otra en un ciclo reproductivo sin fin. Y eso mismo lo trasladamos a todos los ámbitos de nuestra existencia, entre ellos, la política.

Esta mañana, repasando el periódico, leía un artículo sobre la reciente victoria de Syriza y cómo la estrategia del miedo del partido de Samara, ahora expresidente de Grecia, les había hundido tras las elecciones hasta convertirlos en una mera sombra de lo que eran, con apenas 13 escaños en el gobierno. Como si el el PP o PSOE sacaran en las próximas elecciones los mismos votos que sacó UPyD en las últimas.

Paso de página y leo unas declaraciones de Rajoy siguiendo con la estrategia del miedo contra el lobo de la izquierda, que ha demostrado ser inútil en Grecia.

En la obra “El Origen de las Especies” , Charles Darwin habla del concepto de “The survival of the fittest”,? El término “fittest” suele interpretarse como “los más fiertes”, cuando en realidad hace referencia a “los mejor adaptados”.

Ni PSOE ni PP están siendo los más adaptados y el problema es que el número de votos que tuvieron en las pasadas elecciones les hace pensar que son los más fuertes.

No están sabiendo entender ni comunicar la realidad que les rodea. No se han dado cuenta de que, cuando 5 millones de españoles llevan instaurados en el miedo tanto tiempo, sin trabajo ni ilusión, sin esperanzas, el discurso del lobo tiene el efecto contrario. La gente se plantea si no hemos vivido con el lobo todo este tiempo y, realmente, la que nos espera en el bosque es caperucita con una cesta repleta de bollos dispuesta a compartirlos con todos.

Por otro lado, cuando eres consciente de que la distancia entre ricos y pobres es cada vez mayor y de que, aun cuando tenías algo de dinero tampoco eras feliz, el discurso del tener, pierde su sentido y empieza a tener coherencia el del ser.

Todo esto lo han sabido captar a la perfección partidos como Podemos, Ganemos o Syriza, que lanzan un mensaje de ilusión, de devolver el poder a aquellos que nunca debieron perderlo, el mensaje de la participación y, en definitiva, el de SER partícipe de las decisiones que afectan a mi vida y no TENER un gobierno que toma decisiones por mi. Otros partidos que también están ganando mucha fuerza son los de extrema derecha, con un mensaje radicalmente opuesto, pero apelando también a valores de pertenencia, mejora social y seguridad que estos partidos de izquierdas, aunque con distintos enemigos.

Por último, el mejor ejemplo de apelar al ser en contra del tener son los partidos nacionalistas de corte separatista que hay en España. Renuncia conscientemente a las ventajas que aporta ser parte de un estado mayor, una lengua hablada por 400 millones de personas y una moneda única. Todo ello por un sentimiento, por sentirse y querer ser distintos.

Va a haber un cambio importante en Europa, creo que eso lo vemos todos claro, pero soy plenamente consciente después de ver que los partidos tradicionales no adaptan sus discursos tradicionales a los nuevos tiempos. Habrá que ver si esto sale bien o mal. Lo que está claro es que todos necesitamos un golpe de timón porque las cosas, tal y como están, no llevan a ninguna parte.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el marketing, la comunicación y yo

Todo lo que nos rodea es comunicación. Todo lo que nos rodea también es marketing. Nuestras relaciones personales y profesionales, lo que transmitimos con la palabra y con nuestros gestos. Ayudarnos a comprenderlo nos ayuda a mejorar nuestra relación con el mundo.

Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: